Sandía

Sandía Este fin de semana Sandía nos ha dejado... Llevábamos días pidiendo acogida para una camada de gatitos que están viviendo en la calle, entre ellos, esta pequeña.

Sandía ha muerto atropellada. Nos rompe el corazón cuando cualquier biosbardo se va, pero, si se trata de un bebé... hay algo dentro de nosotros que se apaga, una tristeza más amarga... Esta pequeña estaba viviendo en la calle y eso fue lo que la mató, como a tantos otros gatos a los que no les conseguimos un hogar, porque tristemente los gatos vagabundos no suelen vivir mucho tiempo... Están en una situación muy vulnerable, no todos encuentran o pueden acceder a los puntos donde se les deja comida, muchas veces viven en constante riesgo de atropello y son muy vulnerables a contraer enfermedades.

Intentamos hacer todo lo posible por ellos. Por alimentarlos, darles atención veterinaria, socializarlos poco a poco, pero en la calle normalmente no es posible hacer todo esto... Por eso, ahora, desde aquí, hacemos un llamamiento a la gente que nos lee y que se preocupa por los animales, si tienes un sitio en tu hogar para un gato (animales bastante independientes aunque necesitan también de atención), por favor, plantéate adoptar o ser casa de acogida.

Es muy triste, pero la mayoría de gatos que viven en la calle y a los que no conseguimos encontrarles un hogar acaban como nuestra pequeña Sandía.. Te mandamos besos desde aquí pequeña, ojalá hubieras tenido otra suerte.