LUCKI STAR

21-11-12

La estrella de LUCKI se quedó oculta hace ya basantes años, por lo menos desde el 2004, cuando lo conocimos en el refugio.

Entonces era uno de los jóvenes más vistosos, vigoroso, activo, cariñoso pero sin tonterías, en fin, magestuoso, porque era una de las estrellas, y aunque no sabemos como llegó al refugio, ya en aquel año tenía una historia que contar, una que no entendíamos, una historia para darle con ella en la cabeza.

Nos contaron que LUCKI ese año había sido adoptado, que se escapó de la casa y que días después apareció en el refugio, y aunque la familia vino de nuevo a buscarle porque ya le querían, volvió a escapar y a presentarse.

Fue entonces cuando la estrella de LUCKI, que parecía escintilar por una vez en su vida, nadie sabe por qué misterios ocultos dentro de su testaruda cabeza, parpadeó, y 8 años después aún sigue sin querer volver a brillar, inmóvil, aferrada a la nada.

 LUCKI ahora ya no es un jovencito, pero sí un tunante igual de vistoso, de guapo, de elegante, de listo e independiente, en fin, de magestuoso, y con la magia del misterio que le otorgó su oscura estrella. Por desgracia le quedó la cancioncilla de que no se le podía adoptar porque escapaba, 8 años de cancioncilla, pero ahora sabemos que la cancioncilla la llevan todos, y que en pocos días esa música se acaba. Solo hay que saber como hacerlo y tener un poco de paciencia unos días, igual que muchos de ellos la tienen durante los años que esperan un hogar.

LUCKI, ni el nombre le ha dado suerte, y no por su culpa, seguro por la nuestra. Si algún día se hace realidad su nombre, si vuelve el resplandor de su ensombrecida estrella, será porque estaremos viendo marcharse a LUCKI hacia un hogar, centelleante.

AMADRINADO POR ALICIA MOREIRAS